martes, 14 de agosto de 2012

GOOdbye LOndoN, lOndoN !!!


Me resultaba inevitable no escribir nada sobre Londres, luego de ver la clausura de los Juegos Olímpicos, realmente actos muy singulares y extremadamente majestuosos, tanto la inauguración como el cierre.
Singulares porque creo que la música nunca había jugado un papel tan relevante como lo vimos en esta ocasión. La cultura inglesa siempre se ha caracterizado por ser extensa, no solamente en la parte histórica y literaria sino también en la parte musical, realmente Londres podía darse ese lujo de presentarnos esas sinfonías musicales como lo hizo. Por eso pienso que nos fue tan sencillo conectarnos y disfrutar de todo lo que vimos, la música siempre fue el hilo conductor de todo lo que reflejaron en cada acto que representaron.
En la inauguración pudimos disfrutar bajo la dirección de Danny Boyle,  de una pequeña muestra de la historia del Reino Unido, desde su época campestre, donde  se le realizó un guiño a Shakespeare, luego comienza  un magnifico acto llamado Pandemonium, en homenaje a la Revolución Industrial y todo lo que ello significó, los obreros, las sufragistas, las dos guerras mundiales, mientras todo esto se estaba desarrollando varias circunferencias se iban forjando, hasta unirse para formar los aros olímpicos. A partir de allí la modernidad llego acompañada con James Bond…la fiesta musical había comenzado.  No dejaron de sonar grupos  y artistas tan emblemáticos como The Beatles, Sex Pistols, New Order, Blur, Pink Floyd, David Bowie, Queen, Underworld y un largo etc...Culminando con Paul McCartney cantando Hey Jude.
En la ceremonia de clausura dirigida por Kim Gavin, la música fue la principal protagonista, llamándose Una Sinfonía de Música Británica, comenzando con una ciudad al despertar, demostrándonos su moda, su cultura popular. El escenario no estaba lejos de ese concepto, todo envuelto con los periódicos más emblemáticos, los monumentos como el Big Ben, los taxis, metro, carros, motos, hasta la vestimenta de los ciudadanos, en algunos se podía ver frases e imágenes muy características como “To be or not to be”, la imagen de la Reina Isabel  I, todo formando una gran bandera británica.  Así comenzaba  ese día, con rapidez y entusiasmo dando paso a uno de los mayores homenajes a la música de cinco décadas... John Lennon, Freddy Mercury, The Beatles, Queen, George Michael,  The Who…entre tantos, cerrando la ceremonia con la extinción de la llama olímpica, un ave Fénix nos dejaba el mensaje de su renacimiento dentro de cuatro años en Rio de Janeiro…realmente maravillosas ceremonias nos dejo Londres 2012.

No hay comentarios: