martes, 13 de enero de 2009

Todos somos DiosEs



En una que otra tarde sentada ante un libro, degustando tranquilamente un té marroquí; mi lectura comienza a verse interrumpida con diferentes ideas… la concentración escapa y se entretiene en diversos pensamientos al observar con detenimiento, el comportamiento de las distintas parejas que se encuentran a mi alrededor… Ese roce casual, esa constante adulación, combinadas con admiración, ternura y amor… donde el mirar se torna brillante, dejándose cautivar por las palabras del interlocutor; es así como poco a poco, sin darnos cuenta nos vamos convirtiendo en Dioses.

Cualquier acción hecha se convierte en un hermoso trazo, una pincelada delicada, pero muy firme, nada mas perfecto que su actuación, que su proceder…que su pensar….nada mas brillante que el o ella; lo demás queda siempre de lado; dejándose ambos envolver en esa utopía de la vida; es por ello que siempre pensaré que Todos somos o fuimos Dioses.

No hay comentarios: