jueves, 8 de abril de 2010

FéMinaS al VolAnTE



Siempre se ha dicho que toda chica cuando va tras el volante lo hace mal, tenemos esa mala fama…nunca lo he entendido; cuando estoy en el carro manejando considero que lo hago bien...Pero zazzzz!!!!!! Continuamente viene uno con la típica frase “Tenías que ser mujer” a lo que yo respondo muy orgullosa… “Pues sí y tu hombre”…

Toda la vida me ha parecido que es un mito urbano, es más me atrevo a pensar que lo hacemos mejor, tenemos la gran ventaja en no ser mono funcionales, ya que podemos concentrarnos en varias cosas a la vez, sin dejar de prestarle atención a la principal; como es el caso de cuando estamos frente al volante. Seguramente se preguntarán por qué lo pienso y es simplemente, por las veces que he tenido que manejar con mis sobrinas sentadas en los asientos traseros….eso les puedo asegurar que equivale a tener la máxima capacidad de concentración en todo lo que me rodea, a que estén tranquilas sentaditas, sin sacar la mano por la ventana, en dado caso que estén abiertas, a los desastres mientras juegan, si llegan a pelear, aunado a esto pendiente del semáforo, del carro que tengo adelante, retrovisor, peatones…en fin… somos definitivamente multifuncionales.

Sin embargo confieso que lo peor que le puede pasar a una chica conduciendo, es que se le explote una rueda en plena autopista… La impotencia que produce es indescriptible, porque no queda otra opción que cambiarla uno, sí así es, con nervios y rabia te diriges hacia la maleta del carro y sacas todos los instrumentos necesarios para hacer el cambio, lo más rápido posible…te colocas los guantes y procedes a meter el gato, levantar el carro… y lo más complicado, desatornillar las grandes tuercas que unen la rueda al carro…justo en ese instante te percatas de la perfecta unión entre la adrenalina y la fuerza que no sabia que tenías, sudas, pero logras hacer el cambio con éxito. De todas maneras como suele decir el dicho…”Mujer precavida, vale por dos” …y porque somos perfeccionistas hasta más no poder; pedimos ayuda al chico de la bomba para que termine con su fuerza de Sansón apretar esas tuercas que te hicieron salir esas gotitas en la frente.

Es por todo esto que seguiré pensando que la mala fama que tenemos es totalmente injusta, sin embargo lamentablemente no hay que olvidar, que existe cada espécimen por allí que a uno le da vergüenza, debo admitirlo, justo en ese instante te hacen desmoronar toda la teoria de que lo hacemos bien, por una pagamos todas… ¿Ustedes que piensan?

Imagen cortesía de Google

2 comentarios:

DINOBAT dijo...

Entretenido...

Laura Tovar dijo...

Muchas gracias por tu comentario Dinobat =)